Técnicas más eficaces para la purificación del agua

Aunque la mayor parte del cuerpo humano se compone de agua, esto no implica que seamos algún tipo de recipiente; más bien, sólo significa que todos los órganos funcionan de forma óptima cuando están bien hidratados. Por ello, no beber suficiente agua puede ser bastante perjudicial. 

En ocasiones corremos el riesgo de no tomarnos en serio la hidratación adecuada. El ser humano puede aguantar días sin comer, pero sólo unas horas sin agua, lo cual es un hecho conocido. 

Las bebidas carbonatadas pueden ser poco saludables para el cuerpo humano, ya que no aportan suficiente hidratación. La mejor estrategia para mantenerse bien hidratado es beber siempre agua simple, a la que no se le haya añadido ningún tipo de saborizante o dulce.

Podemos regular nuestra hidratación bebiendo la cantidad adecuada de agua, pero también debemos tener en cuenta los alimentos que comemos regularmente, ya que también contienen una cantidad importante de agua. 

Las frutas y las verduras siempre deben formar parte de una dieta equilibrada, ya que aportan al organismo una gran cantidad de agua y otros nutrientes importantes para mejorar la salud. 

El consumo de agua es crucial para nuestro organismo, pero también hay que purificarla adecuadamente. El agua potable que suele entrar en el suministro de una casa sólo debe utilizarse para tareas como la limpieza o el riego de las plantas, a menos que se someta a un proceso de filtración.


Descubra los procesos de purificación del agua utilizados en la actualidad


Alcanizador de agua 

El alcalinizador es un dispositivo que purifica el agua potable. Se presenta en dos variantes que pueden instalarse bajo o sobre el fregadero. 

Este dispositivo utiliza una esfera cerámica de control del pH, carbón activado granulado y un cartucho alcalinizador para añadir al agua minerales como el calcio, el magnesio y el potasio. 

El cartucho retendrá los sedimentos del agua, como la tierra, la arena o las partículas presentes en la red hidráulica. Del mismo modo, mejorará el sabor, el olor y el color del agua gracias a su proceso de ultrafiltración, que tiene poros 5000 veces más pequeños que un cabello humano y puede atrapar el 99.9% de las bacterias.

Empleo del carbón activado

Una de las técnicas más populares para mejorar la pureza del agua potable es el uso de carbón activado, que se emplea prácticamente en un filtro de agua

Debido a su composición física, el carbón activado atrae moléculas como patógenos o contaminantes, además de miroorganismos. Un filtro de carbón activado facilita la captura de impurezas e impide su paso en la salida del agua.

Filtración por ósmosis inversa 

Cuando el agua potable contiene más contaminantes, incluidos los metales pesados, se utiliza la ósmosis inversa. 

Esto se consigue mediante un procedimiento de purificación de 5 etapas. 

  1. El primer paso consiste en un cartucho de polipropileno que recoge las partículas transportadas por el agua, como arena, insectos u óxido de las tuberías. 
  2. La segunda fase es el cartucho principal de carbón activado, que atrapa los materiales disueltos en el agua, así como sabores y aromas como el cloro o los pesticidas. 
  3. El tercer paso consiste en un cartucho de carbón activado suplementario que ofrece una mayor protección contra los posibles contaminantes del agua.
  4. Las membranas de ósmosis inversa, utilizadas en el cuarto paso, purifican el agua eliminando los metales pesados, las bacterias, los virus y las concentraciones excesivas de sal. 
  5. El cartucho de carbón activado pulido completará la mejora del color, el sabor y el olor del agua.

¿Qué papel desempeña el agua en nuestro organismo?

¿Sabía que el 75% del cerebro humano y el 70% del cuerpo humano están constituidos por agua? 

El consumo diario de agua es crucial para nuestro organismo, sobre todo para nuestra salud. Aunque el agua simple es ideal, no siempre es del gusto de todos. En lugar de elegir una bebida con un sabor "particular", la gente puede optar por el agua de frutas, los jugos (naturales o artificiales) o los refrescos que ya incluyen una cantidad importante de azúcar añadido. Sin embargo, consumir agua simple puede convertirse en un hábito.


Entre las ventajas de consumir agua pura con regularidad se encuentran las siguientes: 

● El agua ayuda a la sangre a suministrar oxígeno y aumenta los niveles de energía. 

● Sirve de protector, ayuda a mantener los niveles de acidez del cuerpo y retrasa el proceso de envejecimiento. 

● Favorece la elasticidad y el tono de la piel. 

● A través de la orina, el agua diluye los minerales y las sales. Se corre el riesgo de desarrollar piedras en los riñones si se deja de beber agua diariamente. 

● Los nutrientes de los alimentos que consumimos se absorben mejor cuando bebemos agua, lo que permite que permanezcan en el organismo y cumplan su función.

● Debido a la cantidad de agua consumida, esta bebida indica involuntariamente a su cerebro que el cuerpo se encuentra satisfecho, lo que podría ayudarle a perder peso. 

¿Cuántos litros se aconseja beber al día? 

Según las recomendaciones, una persona debe consumir cada día la misma cantidad de agua que el 3% de su peso corporal, lo que se traduce en 2 litros por día. 

Si no está acostumbrado a beber agua simple, empiece con un vaso al día y vaya aumentando su consumo hasta seis u ocho vasos al día, según su peso. Los beneficios se harán presentes rápidamente.